El Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica representa una amenaza por la privatización del agua, asegura Oxfam

Por Gloria Morán

SAN SALVADOR – De ser ratificado el Acuerdo de Asociación (AdA) entre la Unión Europea (UE) y Centroamérica afectaría grandemente el derecho humano al agua que tiene la población, afirma Oxfam y el Centro para la Defensa del Consumidor (CDC).

El AdA comenzó a negociarse en 2007 basado en tres pilares fundamentales, al estilo de otros acuerdos similares impulsados por la UE con otros países y regiones. Esos tres pilares serían el político, el de cooperación y el comercial.

Las negociaciones terminaron el 19 de mayo cuando los mandatarios de Centroamérica y la UE ambas regiones firmaron el AdA, en el marco de la VI Cumbre de Jefes de Estado de América Latina, el Caribe y la Unión Europea que se celebra estos días en la capital de España, Madrid.

Erick Van Mele, representante de Oxfam, asegura que lo único que falta es el proceso de ratificación, pero que “es ese tiempo en el que esto se traduce para nosotros en una gran oportunidad de movilizar e informar y sensibilizar alrededor de esta temáticas del agua”.

“La novedad del AdA es justamente el Tratado de Libre Comercio y eso no tanto es una oportunidad de desarrollo sino más bien es una amenaza, se traduce este tratado dentro del AdA en una posibilidad más, porque no es el único, de peligro de la privatización de los servicios como agua”, enfatizó Van Mele.

Edwin Trejo, del CDC, aseguró que si bien es cierto que el mayor problema que los productores y las organizaciones ven que trae consigo el AdA es para el sector de lácteos y porcinos, el agua también sería uno de los sectores afectados, en especial el derecho humano al agua.

Van Mele dijo que el AdA no promueve la privatización de servicios públicos, el agua puede entrar o verse dentro de los rubros de servicio ambiental y esos si son sujetos a ser privatizados.

“El enfoque no puede ser el tradicional y decir que una empresa europea va a venir y privatizar el agua o que los activos de ANDA van a pasar a ellos, esa no es la lógica, actualmente por lo menos (…) Hasta ahorita la prestación del servicio del agua no está incluida en la lista, pero por las coyunturas y la situación pueden flexibilizarse”, explicó Trejo, quien dijo que por otros rubros el derecho humano al agua sí corre peligro por el AdA.

Este Acuerdo de Asociación, aseguró Van Mele, pretende dar y asegurar las mismas ventajas a las empresas europeas que ya tienen las empresas estadounidenses con los Tratados de Libre Comercio existentes. “Parecerán sos titanes peleando por Centroamérica”, dijo.

Van Mele, en representación de Oxfam, hizo un llamado a los gobierno involucrados en el AdA a no ratificar el Acuerdo, porque lejos de representar una vía de desarrollo para la región centroamericana, representa una amenaza.

Amenazas al agua

Una de las amenazas es la construcción de proyectos turísticos, puesto que las empresas europeas enfocan su desarrollo en la construcción de un complejo turístico en una playa y afecta en gran medida las fuentes de agua donde las comunidades se abastecen.

Trejo aseguró que de darse el caso de la creación de complejos turísticos entra la pregunta ¿Quién tiene más derecho sobre el agua? Si los empresarios o los habitantes de la zona. Además será necesario establecer a favor de quien estará el Estado si a favor de las transnacionales que querrán hacer prevalecer el derecho de inversión; o de los pobladores, quienes tienen el derecho humano al agua.

Otra de las amenazas al agua las representan las hidroeléctricas, esto genera mayor estrés hídrico, generan desplazamientos de las comunidades y cambia el curso natural de los ríos; hay implicaciones como pérdida de vida acuática, de biodiversidad, de pequeños sistemas territoriales.

También las transnacionales mineras son una amenaza para el derecho humano al agua, por el alto grado de contaminación que provocan en el agua y en el ambiente en general. Trejo asegura que esa amenaza se une a los problemas financieros que puede provocar un trato con las empresas mineras.

Trejo se refiere a las pérdidas económicas que provocaron las demandas que ha recibido el Estado por incumplimiento. Actualmente, el Estado salvadoreño mantiene un litigio con la compañía minera canadiense Pacific Rim, la cual lo demandó ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) por 100 millones de dólares, por impedirle continuar con la última etapa de su inversión en la mina El Dorado, localizada en Cabañas.

La base de la demanda de la minera, que fuera admitida por CIADI en 2010, es que el Gobierno salvadoreño ha violado no solo las disposiciones del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, sino también la Ley de Inversiones de El Salvador, al negarles los permisos para extraer oro y plata en El Dorado, pese a que sí se le concedieron permisos de exploración.

“Hay otra amenaza al derecho humano al agua y ésta podrían entrar por la figura de los Asocios Públicos Privados, esa podría ser la modalidad a la que hoy le podrían estar apostando”, señaló Trejo.

El representante del CDC, asegura que el tema del agua debería de ser un tema de seguridad nacional, puesto que actualmente se vive un estrés hídrico “no por falta de agua, porque hay mucha, sino por el alto grado de contaminación que tiene” y que debe ser tomado como un tema de sobrevivencia, en el que se siga sensibilizado a la población, sobre todos a quienes tienen el poder, porque ellos no lo ven así.

Y no lo ven así porque tienen una concepción extractivista de los recursos naturales, con una lógica de cuanto beneficio económico puede brindar el medio ambiente, pero no se pregunta qué se puede hacer para revertir el daño que se le hace.

“Esperamos que con la Ley General de Agua y con los nuevos instrumentos vaya cambiando y se le dé importancia al derecho humano al agua, pero que también proteja el recurso hídrico frente a otro problema que se avecina como el Cambio Climático”, señaló Trejo.

 

http://www.contrapunto.com.sv/ambie…

Related Post